-1 C
Ushuaia
Inicio Fuego Revista Canoeros Yáganes

Canoeros Yáganes

Compartir

Los yamanas fueron nomades canoeros, cazadores y recolectores marino. Su presencia en las costas de la isla de Tierra del Fuego y los canales fueguinos data de al menos 6.000 años.

Su subsistencia en un ámbito climático y topograficamente tan hostil se explica en gran medida por la canoa, sin la cual ni la búsqueda de reparo ni la caza ni la pesca hubieran sido posible. Esta embarcación constituía virtualmente el hogar de la familia y los clanes se desplazaban en grupos de varias de ellas.

De Women of all nations. a record of their characteristics, habits, manners, customs and influence. edited by T. Athol Joyce – https://archive.org/stream/womenofallnation01joyc/womenofallnation01joyc#page/390/mode/1up, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=35899041

Las tareas de las mujeres yamanas

Una mujer adulta del clan se ocupaba de ramar. La ubicación era en la popa y utilizaban un solo remo en suaves movimientos ondulantes. Ocasionalmente remaban los hombres, cuando era necesario imprimir fuerza o velocidad.

Le correspondían ademas del calafateo de la embarcación y el desagote de las filtraciones, tareas que alteraba con los ñoños.

También se ocupaban de pescar, juntar frutos y moluscos y finalmente de llevar la canoa y amarrarla a bancos de cochayuyos. Volvían a la costa nadando

El equipo de caza y pesca

El hombre adulto iba a la proa, con un arpón listo ante la aparición de lobos marinos, delfines u otras presas mayores.

En la canoa se cargaban todo tipo de armas especializadas, aunque su uso no era exclusivo ni excluyente.

Los varones también eran diestros en el uso de hondas de revoleo y de simple y eficaces garrotes para la caza de lobos marino. También utilizaban muy eventualmente precarios arcos y flechas para la caza de aves.

El contactos con navegantes europeos, y misioneros transformo en el modo de vida tradicional de esta etnia, su evangelización e incorporación a patrones de vida foráneos, básicamente al sedentarismo y a nuevas dietas.