Cazadores nudistas

Los cazadores portaban siempre varias fle­chas de reserva en aljabas que se llevaban bajo el brazo. La postura habitual para el disparo era sostener el arco en diagonal con un brazo algo flexionado mientras el otro estiraba la cuerda.

Cuando los varones debían usar el arco, o si el manto se humedecía, dejaban caer éste sin va­cilación y quedaban desnudos. No dudaban en “quedar completamente desnudos luciendo sus espléndidas formas”. (Carlos Gallardo).

About The Author

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *