13 C
Ushuaia
Inicio Historia Culturización y costumbres de los Yamanas

Culturización y costumbres de los Yamanas

Compartir

Los Yaganes vivían al sur de la Isla Grande, en las franjas costeras del canal Beagle, en la Isla Navarino, en los canales y estrechos que recorrían y navegaban hasta el Cabo de Hornos. Sus vidas dependían del océano en donde transcurría la mitad de su tiempo, a bordo de sus canoas, en las que transportaban el fuego que nunca se extinguía.

Para protegerse del frio cubrian sus cuerpos con grasa de lobo marino, y vestían una corta capa de pieles que les llegaba hasta la cintura, en un modo de evitar la saturación por humedad (que acelera la pérdida de calor corporal) .Cuando el tiempo era extremo, como en los meses nevosos, calzaban mocasines de piel.

Las mujeres usaron collares elaborados de huesos de ave, o bien, a partir de caracoles pequeños unidos por tiras de nervios o tendones de ballena, siendo común la utilización de pulseras de cuero en muñecas, brazos y tobillos.

A partir de 1826, el capitán Robert Fitz Roy, quien fuera uno de los primeros en tener contacto cercano con estos pueblos, en sus viajes como capitán de la corbeta inglesa Beagle, aporta la información inicial sobre las características de la población Yagán, llegando incluso a llevar a Inglaterra a cuatro integrantes de estas etnias nativas como inicio de un proceso de culturización y evangelización, que luego continuara a lo largo de muchos años.

Año a año la población Yagan se vio  afectada y disminuida, se introdujeron hábitos sedentarios obligados a vivir en viviendas cerradas y a usar vestimentas occidentales, circunstancia que también contribuyó a que contrajeran enfermedades antes desconocidas para ellos.