5 C
Ushuaia
Inicio Fuego Revista No todo lo que se publica en la web es fruto del...

No todo lo que se publica en la web es fruto del conocimiento

Compartir

Los riesgos de la sobreoferta informativa

La tan celebrada “era de las comunicaciones” por la que estamos transitando ofrece un acceso inmediato y sin exigen­cias al conocimiento, dicen. Uno está ti­rado en el living de su casa, a un “clic” de distancia de cualquier información que desee o necesite. Google y Wikipe­dia están siempre listos para ofrecerle en segundos una estantería repleta de ofer­tas para satisfacer cualquier inquietud intelectual o cultural. Pero, enfrentarse a una catarata de opciones informativas desreguladas, presentadas en formatos atractivos y de aparente seriedad, puede resultar peor que hallarse frente al vacío.

Pasa hasta en las mejores familias

La foto que ilustra la nota de este pos­teo muestra a una familia de nativos fue­guinos. Aquí el imperativo estético del editor, la premura, tal vez la “ilusión de conocimiento” o el menoscabo intelectual a los lectores, se impusieron por sobre el imprescindible chequeo que exige una publicación seria. La fotorgafía en cues­tión fue realizada por Martín Gusinde en 1920 a la familia de Inxiol, de la etnia se­lknam (ona), no yagán (yámana).